- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Llega a España la moda de decorar tu casa como Chernobyl

LA ÉXITO DE LA SERIE HA RECUPERADO EL ESTILO ABANDONADO NUCLEAR

El éxito de la serie Chernobyl ha vuelto a poner de moda las catástrofes nucleares en todo el mundo. Muchos padres han empezado a llamar a sus hijos ‘Chernobyl’ y la locura alrededor de la serie es ya imparable. La última tendencia que trae este fenómeno de masas llega directamente a nuestras casas y cada vez más españoles empiezan a decorar sus viviendas como Chernobyl. ¿Quieres saber cómo hacerlo? Nuestros expertos te enseñan.

Instala un reactor nuclear en tu salón y comienza a generar energía eléctrica. Internet está lleno de tutoriales que explican cómo hacerlo. Además de darle un toque muy elegante a tu casa, podrás generar tu propia electricidad y ser la envidia de todos tus vecinos.

Lleva siempre una máscara y un traje de seguridad. Más que por seguridad, por dar ambiente a tu casa y que tus visitas se sientan como en Chernobyl nada más entrar por la puerta. Obliga a todos a ponerse máscaras y grítales palabras en ruso para que se sientan totalmente integrados.

Quita todas las bombillas y empieza a iluminar tu casa con la fluorescencia que provoca la radioactividad. Lo normal es que el reactor que has instalado en tu salón tenga algunas pequeñas fugas. Esto no es algo de lo que debas preocuparte porque no es fácil generar energía nuclear de manera artesana. Aprovecha esas fugas para iluminar tu casa con la fluorescencia que provoca la radioactividad sobre tu cuerpo y olvídate de usar molestas bombillas.

Adopta a un perro con tres cabezas. Llegados a este punto, seguramente tu casa ya se encuentre completamente envuelta en gases, el sonido de las alarmas sea una constante y tú te sientas como un personaje más de la serie. Pero si quieres ir un paso más allá, lo mejor es que adoptes a un perro con tres cabezas y generes la sensación de vivir realmente en el epicentro de una catástrofe natural sin precedentes.

Provoca una explosión en el reactor para que expulse gran cantidad de material radioactivo. Aunque no te des cuenta, a las pocas semanas de iniciar esta decoración, las enfermedades ya habrán empezado a desarrollarse en tu organismo, de manera que ya no desentonarás con tu vivienda. Cuando al toser notes que expulsas gran cantidad de sangre, sabrás que ha llegado el momento de ir un paso más allá y hacer explotar el reactor que has instalado en tu salón.

Evacúa tu casa y no vuelvas hasta dentro de 30 años. Este es el punto cumbre del proceso. Una vez se produzca la explosión, tu casa se habrá convertido realmente en una extensión más de la serie. Coge a tus hijos y evacúa la zona cuanto antes sin mirar atrás. Instálate en otro sitio durante tres décadas; cuando vuelvas a tu casa en el año 2050, comprobarás que realmente es como Chernobyl.

Alquila tu casa a una familia con pocos ingresos y que se encuentre en una situación desesperada. Si no quieres perder dinero durante esos treinta años de espera pero tampoco quieres vivir en una zona contaminada y llena de radiación, lo mejor es que alquiles tu vivienda. Tal y como están los precios, a nada que lo pongas un poco bajo, seguro que encuentras a alguien que muestre interés.