En la noche de ayer, Jacinto Camuñas, un joven madrileño de 29 años, sufrió un sobresalto a la hora de la cena. Mientras comía unos macarrones con tomate tranquilamente, soltó un eructo frente al móvil y el asistente de Apple, Siri, le reconoció una canción de Metallica, que enseguida empezó a reproducir a gran volumen.

“Estaba repasando mis redes sociales mientras cenaba cuando de pronto la canción ‘Master of Puppets’ comenzó a atronar en mi salón”, relata. “Casi me caigo de la silla con la parte de ‘Give me food! Give me fries! Give me salad on the side!’”, asegura. “Por un momento pensé que Siri tenía hambre”, reconoce. Los expertos en tecnología consultados afirman que los eructos de Camuñas se asemejan mucho al tono empleado por la banda estadounidense, haciendo que Siri sea incapaz de diferenciarlos.

Según el testimonio de Camuñas, una vez terminada la cena, decidió tumbarse en el sofá para relajarse viendo la tele, hasta que a las 23:15 horas aproximadamente, sin darse cuenta, soltó una flatulencia que Siri reconoció como ‘Someday’ del trompetista Louis Armstrong. “Me salió un tono más agudo y sostenido de lo habitual, quizá por eso Siri reaccionó de esa manera”, afirma.

Horas más tarde, ya de madrugada, tras el tercer eructo y el cuarto pedo frente al móvil, Siri le abrió un mapa y le ofreció direcciones para llegar a la clínica de digestología más cercana.