- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Comparativa: Perder un amigo vs. Tener que escuchar su podcast

¿QUÉ ES MEJOR?

Tener amigos es una de las cosas más importantes de la vida, pero desde el principio de los tiempos los podcats que hacen han amenazado con fracturar incluso las amistades más sólidas. Para saber qué es peor, si perder un amigo o escuchar su podcast, hemos encargado a uno de nuestros reporteros que perdiera amigos y que escuchara también sus podcasts. ¿Con qué se habrá quedado?

Esfuerzo

Perder a un amigo es facilísimo, simplemente tienes que dejar de contestar sus mensajes y llamadas para siempre; ahora con la opción de ‘lista negra’ que tienen los móviles es realmente sencillo. Por otro lado, el esfuerzo que supone escuchar una hora y media del podcast de tu amigo es inhumano.

Comodidad

Es cierto que, si pierdes a tu amigo y después te lo encuentras por la calle, pasarás un momento muy incómodo. Pero también es cierto que escuchar cómo tu amigo analiza durante dos horas la última película de Los Vengadores te hará desear que te trague la tierra y no serás capaz de mirarle a los ojos nunca más.

Bienestar

Tener un amigo es algo que sienta bien, pero a poco que tengas dos o tres más, podrás ahorrarte el mal trago de escuchar su podcast y apenas notarás su ausencia.

Tiempo

Veinte años de amistad pueden servir para escuchar los problemas de tu amigo en el trabajo, para ir a su despedida de soltero y posterior boda, o incluso para llevarlo a casa cuando se pase con el alcohol, pero veinte años de amistad no valen diez episodios de un podcast de dos horas de duración.

Beneficios

Perder un amigo tiene muchos beneficios, como ahorrarse el dinero del regalo de su boda, no tener que descargarse los vídeos que te envía por Whatsapp o no tener que fingir que su paella está rica. Escuchar el podcast de tu amigo no tiene ni un solo beneficio.

Consecuencias

Cuando pierdes un amigo pasas unas semanas tristes. Cuando escuchas el podcast de tu amigo, que es semanal, pasas el resto de tu vida triste.

Conclusión

Después de una semana perdiendo amigos y otra semana escuchando sus podcats, mi conclusión es que tengo que elegir mejor a mis amigos porque sus podcasts son una verdadera basura.