- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Cómo saber si tu amigo está de visita o vive ya en tu casa de forma permanente

NUESTROS EXPERTOS TE ASESORAN

Todos tenemos un amigo que se aprovecha de nuestra buena voluntad para meterse en nuestra casa de vez en cuando, bien sea para ver una serie, para jugar con nuestra consola o porque necesita un sitio en el que dormir durante unos días. En ocasiones tu amigo puede pasar tanto tiempo en tu casa que llegas a dudar sobre si está de visita o si ya vive contigo de forma permanente. Por eso nuestros expertos de Idealista han decidido compartir unas pautas con las que aprender a diferenciar las dos situaciones.

Tu amigo siempre cena con el pijama puesto. Este podría ser un claro indicador de que tu amigo ya vive contigo de forma permanente. Si además suele pasearse descalzo sobre el suelo de tu casa y sale directamente desnudo del baño cada vez que se ducha, lo normal es que sea tu compañero de piso desde hace tiempo.

Cuando se despide, en lugar de irse a la calle se va a su habitación. Si cada vez que te dice que se va a dormir, notas que lo que hace es meterse en una cama en la habitación que tiene en el interior de tu vivienda, es muy probable que no esté de visita.

Desde hace meses es el presidente de tu comunidad de vecinos. Si muchas veces, cuando llegas al edificio, ves a tu amigo liderando la reunión de la junta de vecinos y hablando en nombre de tu piso, o está muy agradecido por tu invitación y ha decidido trabajar muy duro para mejorar el ambiente que rodea a tu vivienda, o realmente está viviendo contigo de manera permanente.

El salón de tu casa está lleno de los juguetes de sus tres hijos. Si has asistido al crecimiento de sus hijos en el interior de tu piso, y si tu salón se ha convertido en un centro de ocio para niños de dos, tres y cinco años, lo normal es que tu amigo esté viviendo en tu casa de forma permanente. Si sospechas que no es así, te recomendamos que le exijas cobrar las horas que te has pasado haciendo de canguro.

Su pareja no acaba de entender por qué tú vives con ellos. Si cada vez que os sentáis a cenar -tú, tu amigo, su mujer y sus tres hijos- percibes cierta incomodidad y recibes constantes indirectas por parte de su pareja sobre hasta cuándo te vas a quedar con ellos, lo más lógico es que tu amigo esté viviendo en tu casa y no haya venido de visita.

Cuando tú llegaste, él ya estaba instalado en el piso. Este punto es importante. Si recuerdas que, cuando tú llegaste con tus muebles, tu ropa y el resto de tus cosas, tu amigo ya vivía ahí con su familia, lo normal es que tu amigo no esté haciéndote una visita puntual, sino que tenga, equivocadamente o no, la sensación de que el piso es tan suyo como tuyo.

Tu amigo te ha dicho en numerosas ocasiones que él vive en ese piso y que por favor te busques otra cosa. Si después de ir al Ayuntamiento a ver el padrón compruebas que en ese piso consta que vive tu amigo con su familia, si las escrituras del inmueble están a nombre de tu amigo y de su mujer, y si no hay ningún documento relacionado con el piso que esté relacionado contigo de alguna manera, lo más probable es que tu amigo viva en tu piso de forma permanente y por eso lleve pidiéndote tanto tiempo que te busques otra cosa.