Dejando claro que Ciudadanos es una formación de centro, y desmarcándose completamente de la ultraderecha, el presidente del partido, Albert Rivera, ha reconocido hoy en rueda de prensa que su partido pactará con Vox en Madrid pero solo para echar a los independentistas catalanes de la capital de España. “No es el momento de distinguir entre rojos y azules, es el momento de liberar Madrid del asedio de los independentistas catalanes”, ha dicho con firmeza la candidata de Ciudadanos al Ayuntamiento madrileño, Begoña Villacís.

Insistiendo en que Ciudadanos no es en absoluto una formación que simpatice con la extrema derecha, ni siquiera con la derecha, Albert Rivera ha destacado la necesidad de unirse a un partido de extrema derecha para alcanzar el bien común. “Históricamente, el problema de Madrid jamás han sido los fascistas, siempre han sido los independentistas catalanes que han tratado de fragmentar la ciudad”, explicaba a los periodistas. “Si, para recuperar la normalidad democrática, hay que dejar pasar a los de Vox, estamos dispuestos a hacerlo”, ha añadido Villacís.

De las palabras de Rivera y Villacís se desprende que el partido naranja entrará en el nuevo gobierno prácticamente por obligación. “Nosotros no buscamos entrar en el poder a cualquier precio, nosotros solo buscamos sacar del ayuntamiento de Madrid a los independentistas catalanes”, ha precisado la candidata. “Madrid dejará de ser una ciudad independentista catalana y volverá a ser la ciudad de todos los madrileños”, ha subrayado luego Rivera.

Al cierre de la edición, José Luis Martínez-Almeida, el candidato a la alcaldía por el Partido Popular, ha reconocido que se dejará apoyar por Vox pero solo porque él no es nadie para decirles lo que tienen que hacer. “Si quieren apoyar al Partido Popular que lo hagan, nosotros en eso no entramos porque con la extrema derecha no negociamos”, ha sentenciado.