“Me debes seis mil pesetas de whisky” es una de las frases míticas de la cultura popular española y, sin embargo, su fama no ha evitado que Cañita Brava haya tenido que esperar 21 años para que su deuda sea finalmente saldada. Hoy, el afectado y, con él, el resto de españoles, pueden pasar página.

Cañita Brava ha recibido esta mañana en un sobre las seis mil pesetas que se le debían. Ha sido una iniciativa de J&B, que con motivo del día mundial del whisky ha lanzado la campaña #6000pesetasdeJB, con la que espera abrir un nuevo mundo del whisky que no arrastre rencores del pasado.

“Es un alivio porque cada vez que disfrutábamos de un buen vaso de whisky no podíamos evitar cierto sentimiento de culpabilidad al saber que parte de ese dinero en whisky, de algún modo, pertenecía a Cañita Brava”, comenta un ciudadano.

“Está muy bien que J&B haya asumido solidariamente esta deuda, muchos llevábamos años ahorrando porque cada vez que nos encontrábamos con Cañita Brava por la calle se nos caía la cara de vergüenza”, añade otro fan de Cañita Brava.

Muchos han preguntado a Cañita Brava qué hará con el dinero que le han devuelto. Lo único que ha dicho tener claro es que “no pagaré el whisky de ciertas personas porque luego pasa lo que pasa”.