El presentador Bertín Osborne ha denunciado esta mañana que, en una de las últimas entregas de “Mi casa es la tuya”, alguien sustrajo “cosas fachas” de una estantería. “Tuvo que ser en uno de los últimos rodajes y no quiero señalar a nadie porque no tengo pruebas”, dice, y añade que “si querían cosas fachas bastaba con pedírmelas porque tengo muchas y me encanta regalar cosas fachas, robar no es la manera”.

Todas las miradas apuntan a Santiago Abascal, pues es sabido que el líder de Vox tiene, como Osborne, preferencia por las cosas fachas. “Me extrañaría que fuese él porque ya tiene muchas cosas fachas, si lo hizo sería para vacilarme, como broma, porque no puedo dudar de su nobleza y los fachas somos caballeros, no alimañas”, argumenta Osborne, que no descarta que fuese “la chica filipina, sabiendo que todos sospecharían del invitado”.

“Suerte que no invito a inmigrantes porque de la casa no quedarían ni los cimientos”, bromeaba el presentador, que insiste en que el robo no le quita el sueño “aunque se llevaron cosas fachas que son ilegales, así que el que las tiene ahora debe andar con cuidado”.

Osborne continúa firme en su intención de seguir invitando a gente facha a su casa y dice que agradecerá que los visitantes “me regalen cosas fachas para reponer mi estantería de cosas fachas”.