La idea de partida es que no necesitas llevar a cabo la “operación bikini” porque tu cuerpo es perfecto aunque no lo sea. Igualmente, si decides llevar a cabo la operación bikini para estar realmente lista para el verano, recuerda que estos son los principales errores a evitar:

  • Comer pizza tres veces al día.
  • Llamar “gordo seboso” a quien no esté a dieta.
  • Escupir en la comida de los demás.
  • Acudir a la curandera Marisa.
  • Comerte a tu abuela.
  • Llorar todo el rato.
  • Poner lechuga a la Nocilla.
  • Usar las escaleras mecánicas porque así puedes concentrarte mejor en el durum que te estás comiendo.
  • Usar todo el tiempo expresiones como “mmmhhh”, “oh, delicioso”, “rico, rico”, “si no me traes ahora mismo un donut con beicon te juro que te reviento” o “Mi nombre real es Jennifer McPizza y mi misión en el mundo es comerme toda la pizza que encuentre y subyugar a todos los humanos para que todos cocinen pizzas para mí y finalmente comérmelos”.
  • Amputarte una pierna para pesar menos (y luego, ponerle lechuga y comértela).