- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Un señor llama «mala racha» a pasar 35 años en la cárcel

DESCRIBE COMO "UN REVÉS PROFESIONAL" EL ATRACO FRUSTRADO EN UNA SEDE DEL BBVA

«Son fases, ahora estoy pasando por una mala racha pero vamos, paciencia y ya está». Así se refiere Vicente Ramiro, preso en el centro penitenciario de Picassent desde hace 35 años, a la mayor parte de su vida, que insiste en describir como «una temporada mala». Ramiro fue condenado por el atraco frustrado de una sede del BBVA en Valencia, durante el cual atropelló fatalmente a un viandante mientras huía en una furgoneta robada. «Fue un revés profesional», recuerda.

«En la vida todo es un poco ensayo y error», comenta, ignorando el hecho de que el error en su caso constituye el 90% de su experiencia vital, tanto profesional como personalmente hablando.

«Mi matrimonio sufre un cierto desgaste, pero pasa en todas las relaciones, las mariposas en el estómago no están todo el tiempo, una pareja va evolucionando», argumenta. Ramiro se casó con una joven de 18 años «de la que me enamoré con locura pese a la oposición de su familia, que no quiso asistir a la boda». El presidiario se refiere especialmente al padre de la joven, que estuvo a punto de denunciar a Ramiro por un supuesto intento de violación. «Que levante la mano el que no haya pasado por una crisis con su mujer», agrega, pasando por alto el hecho de que su esposa hace más de quince años que se fue de España y ha rehecho su vida con otra persona con la que tuvo tres hijos.

Ramiro defiende que «el que la sigue la consigue» y explica que lleva meses «practicando mucho deporte en el patio, porque uno ya tiene esa edad en la que el médico le prohibe cosas y le dice que se tiene que cuidar sí o sí». No menciona que sufre un cáncer de páncreas en estado avanzado.

«No me oirás quejarme porque hay gente mucho peor, a mí no me verás discutir con nadie porque me llevo bien con todo el mundo. Pensamiento positivo y cero relaciones tóxicas», sentencia desde su celda de aislamiento.