No ha sido la edad, ni las lesiones ni el cansancio. Finalmente, Rafa Nadal ha decidido dejar el tenis profesional por culpa de la ropa interior. “No puedo jugar cómodamente con calzoncillos ni sin ellos. Se me meten por dentro, me dejan marca, me aprietan… llevo años luchando y no puedo más”, ha confesado esta mañana en una rueda de prensa en la que ha anunciado su retirada.

“Todo este tiempo he tenido que aprender a dominar las pelotas. No solo las de tenis, también las otras dos. No era fácil evitar rebotes que fastidiaban el saque. Para ello necesitaba calzoncillos prietos que luego se me metían por ahí. Sé que parece una tontería pero no estoy solo en esto, lo que pasa es que otros jugadores callan por vergüenza”, ha explicado Nadal.

Nada más conocerse el motivo de su renuncia, el fabricante de ropa interior Sloggi ha hecho llegar al tenista de Manacor un pack de boxers especialmente diseñados para la comodidad y que evitan los problemas a los que el deportista se refiere.

“Si alguien puede mandar a Nadal de regreso a la cancha somos nosotros”, insisten desde Sloggi. “Se acabaron las marcas, se acabaron los pellizcos. Nadie sabe de qué va a ser capaz el mallorquín si permitimos que juegue cómodo. Estamos deseando verlo”, añaden.

Al cierre de la edición, Rafa Nadal ha asegurado que se pasará a Sloggi definitivamente y ha prometido “echarle pelotas y seguir luchando”.