- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Pablo Iglesias confía en estar en La Moncloa antes de que los dueños del chalé de Galapagar vuelvan a casa

EL LÍDER DE PODEMOS SE ENFRENTA A SU CAMPAÑA MÁS DECISIVA

-

Pablo Iglesias se ha volcado en la campaña electoral de este año con la esperanza de poder trasladarse a La Moncloa antes de que los dueños del chalé de Galapagar en el que reside vuelvan a su casa. “Cada vez que oigo un coche cerca de la entrada me pongo de los nervios”, se sincera el candidato a la presidencia. “No sé cuántas casas tendrán los dueños, lo único que sé es que tarde o temprano nos pillarán”, le confesaba a su pareja, Irene Montero.

“Si no ganamos las elecciones lo vamos a pasar muy mal”, insiste Iglesias, consciente de que a los propietarios del chalé en el que vive no les hará ninguna gracia enterarse de que se ha establecido allí. “La derecha quiere acabar con la ocupación, así que, si ganan, nos vamos a la mierda”, añade con preocupación. “Lo único que pido son cuatro años en La Moncloa hasta que encuentre otra cosa”, suplica.

El pasado mes de mayo, el político se coló con su familia en un chalé vacío en la localidad madrileña de Galapagar, pero la incertidumbre de ser descubierto por los dueños no le ha permitido disfrutar de la experiencia. “Es importantísimo que los españoles me voten o me veo en la puta calle porque los dueños de mi casa pueden volver en cualquier momento”, reitera el líder de Unidas Podemos.

Como medida desesperada, Iglesias confía en pactar al menos con Pedro Sánchez con el fin de que este le deje vivir en La Moncloa. “Si Pedro quiere ser presidente tendrá que ceder en políticas sociales y dejarme al menos dos habitaciones”, asegura.