Sigue la purga de contenidos en Movistar Plus. La plataforma eliminó este viernes el monólogo del cómico Iggy Rubin en La Resistencia porque contenía chistes sobre ETA y Vox. Esta mañana, ha quitado también de su catálogo todas las temporadas de “A dos metros bajo tierra”, una serie que, según Movistar, “no se ajusta a nuestros criterios editoriales”. Nadie niega que la censura se debe en particular al miedo a que “quizá algunas personas pudieran considerarla, aunque fuera remotamente, poco apropiada”.

La productora de la serie estadounidense, HBO, ha asegurado esta mañana que “comprende el malestar generado por esta situación, lamenta profundamente lo sucedido y pide disculpas a todas aquellas personas que se hayan podido sentir ofendidas”.

Nada más conocerse la decisión de retirar la serie, José Antonio Ortega Lara, miembro de Vox, ha lamentado el “excesivo celo” de la plataforma y ha asegurado que la serie “es un clásico de la televisión y demuestra que el mejor cine ahora está en las series”. Dice que se conforma con que se silencien los chistes sobre terrorismo, que no le gustan.

El productor Allan Ball, responsable de “A dos metros bajo tierra”, ha cerrado hoy su cuenta de Twitter por miedo a un posible linchamiento por parte de la ultraderecha.