- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Las dos vocales que estrecharon la mano a Inés Arrimadas han tenido que ser hospitalizadas

SE ENCUENTRAN AISLADAS EN UNA PLANTA ESPECIALMENTE HABILITADA DEL HOSPITAL VALL D’HEBRON

Unas horas después de que Inés Arrimadas ejerciera su derecho al voto en un colegio electoral del barrio de Les Corts de Barcelona, las dos vocales que le estrecharon la mano han tenido que abandonar su puesto en la mesa y ser trasladadas de urgencia a un hospital. “Las manos se les empezaron a poner muy rojas y la piel comenzó a derretirse emitiendo un olor nauseabundo”, explica un interventor que se encontraba allí en el momento de los hechos. La presidenta de la mesa, que le negó el saludo a la política de Ciudadanos, no ha podido evitar la expresión de alivio.

Los médicos consideran que las dos vocales corrieron un riesgo demasiado elevado al exponerse sin protección a la mano de Inés Arrimadas, sometiendo su organismo a un choque ideológico. “Se la estrecharon dos veces cada una, la situación es de extrema gravedad”, informan los facultativos que las atienden. El equipo médico del centro hospitalario ha alabado la profesionalidad de la presidenta de la mesa electoral por “cumplir con el protocolo de seguridad y no tocar a Arrimadas”.

Las dos víctimas se encuentran aisladas en una planta especialmente habilitada del hospital Vall d’Hebron. En el colegio electoral en el que se encontraban se ha efectuado una «limpieza terminal» y se ha evacuado a todos los votantes. Los únicos que han podido permanecer en el edificio han sido los interventores de Ciudadanos porque ya están inmunizados.

Las autoridades sanitarias ya han advertido de la importancia de seguir el ejemplo del papa Francisco y negarse a tocar o ser tocado por nadie. “En las próximas elecciones todos los presidentes y vocales tendrán que llevar un traje especial para no tener que entrar en contacto con personas de ideología diferente”, anuncian desde el Ministerio de Sanidad.