- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

La ultraderecha admite que entrar al Congreso por las urnas «no es del todo satisfactorio»

"ESTO ES BASTANTE TRISTE, NO TIENE ÉPICA”, DICEN DESDE VOX

-

“Esto no es lo que queríamos, la verdad”, ha admitido Santiago Abascal en su primera comparecencia tras las elecciones, explicando que su disgusto no proviene tanto por el bajo número de diputados como por el hecho de que entrar al Congreso mediante procesos democráticos “no es lo que está en la naturaleza de este partido y no es lo que planeábamos al principio”.

«Pensaba que hoy estaría contento pero me siento un poco vacío y un poco estafado por el sistema, la verdad. Esto no es política ni es nada”, ha dicho el segundo líder de Vox, que considera que «esto de hacer campaña es aburrido de la hostia y lo de contar votos, también».

“Sí… bueno, a ver, estará bien estar ahí y poder salir al estrado y todo eso… Pero vaya, buf”, ha insistido al borde del llanto y adelantando que acudirá al Congreso “cuando toque” pero sin la emoción y la adrenalina que da entrar en un parlamento “como hay que hacerlo”.

«A ver, esto de hoy es trampa”, ha dicho Abascal mientras unos periodistas trataban de consolarle porque se siente «un farsante» tras haber obligado a sus electores «a puto votar como maricones».

«Qué vergüenza, coño. Pero en fin, ahí estaremos», ha dicho Ortega Smith para finalizar su comparecencia.

La formación confía en obtener mejores resultados en un futuro e irrumpir en el Congreso a tiros y a caballo “y como Dios manda”.