La Junta Electoral Central (JEC) ha frenado este martes el debate que se iba a celebrar en Antena 3 con cinco candidatos, entre ellos Felipe VI, con el argumento de que se incumple el principio de proporcionalidad, ya que el Rey no tiene suficiente representación parlamentaria.

Atresmedia ha reaccionado apenas unas horas después y ha propuesto un cambio de formato con un debate en el que solo participarían las cuatro formaciones con mayor número de votos, dejando fuera al Borbón. En su resolución, la JEC consideró que las formaciones que lograron menos votos no podrán tener mayor presencia que aquellas que tuvieron mejores resultados. Así, Su Majestad, que obtuvo el 0,0% de los votos en los últimos comicios, no podría estar en un debate al que no acudiesen otras formaciones con mayor representación.

Los líderes políticos ya han comenzado a reaccionar a la decisión de la JEC. La Casa Real ha criticado el “trato injusto” al monarca por parte de la Junta Electoral Central. “Se ha demostrado que en España mandan los separatistas. Junqueras puede ir a los debates y nosotros no”, comentaba un portavoz de La Zarzuela en alusión al permiso concedido al secretario general de ERC para dar una rueda de prensa en prisión.

La JEC estudia ahora si los discursos de Navidad del monarca también violan “el principio de proporcionalidad”. No se descarta que en el de este año, en la mesa junto a Felipe VI, también tengan que estar los representantes de los principales partidos políticos.