- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

El 90% de los padres españoles se plantea educar a sus hijos en casa para no estar en el grupo de Whatsapp del colegio

EL WHATSAPP DEL COLEGIO YA SUPERA AL BULLYING EN EL RANKING DE PREOCUPACIONES DE LAS FAMILIAS

-

El número de familias españolas que practican la educación en casa, también llamada «homeschooling», ha pasado de 2.000 a más de 35.000 en los últimos tres años. El motivo, según datos del Ministerio de Educación difundidos esta semana, es la proliferación de los grupos de Whatsapp de padres de los colegios, una molestia que cada vez más españoles intentan evitar. Aunque ello implique sacar a sus hijos de la escuela.

«Que si ahora se tienen que disfrazar de ‘bitcoin’, que si el viernes es el Día de la Tierra y hay que traer no sé qué planta horrible… todo esto generando miles de mensajes sin leer en el grupo de padres. Dedicamos tantas horas a esto que nos compensa asumir la escolarización entera del niño, en casa y tranquilos», explica Rosario Lorenzo, de Badajoz. Rosario asegura que lloró de emoción y agotamiento cuando salió del chat de padres de la escuela. «Me libré de una relación tóxica», sentencia. Aún hoy, sin embargo, sigue recibiendo mensajes de padres que le dicen «Oye, que te saliste, te vuelvo a meter». El psicólogo de Rosario insiste en que «recuperarse llevará tiempo, quizá años, pero salir del chat es el primer paso imprescindible».

Los datos del informe presentado por Educación sugieren además que el incremento de padres contrarios a vacunar a sus hijos se debe en gran parte al deseo, consciente o inconsciente, de que los niños enfermen y no vayan a clase. «Aunque luego te acribillan a preguntas en el grupo de padres sobre la evolución del niño, repitiendo ‘Que se mejore’, y tienes que dar la misma explicación cien veces», comenta un padre antivacunas desde el anonimato.

«Estoy deseando que mi hija le dé una paliza a otro niño para que la expulsen del colegio y luego a mí del chat de padres por defenderla», confiesa Mario Luengo, de Tarragona. Luengo ya consiguió salir del grupo de extraescolares después de amenazar de muerte al entrenador de fútbol, pero cree que «fue la suerte del principiante y no se va a repetir».

El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) advirtió el mes pasado de la posibilidad de que el índice de natalidad en España sea mayor que el oficial, pues muchos españoles que son padres ocultan esta circunstancia «precisamente para que no les obliguen a formar parte de ningún centro escolar y a participar en grupos de Whatsapp de padres».