- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Disolverán el Senado después de que ni un solo ciudadano haya votado correctamente en esas papeletas

EL GOBIERNO NO SABE SI ES GRAVE O NO PORQUE DESCONOCE PARA QUÉ SIRVE

Dado que resulta imposible designar nuevos senadores porque ni un solo ciudadano español ha sido capaz de rellenar las papeletas del Senado como es debido, el Gobierno se ha visto obligado a anunciar la disolución de la Cámara Baja. “Absolutamente todos los votos se han hecho mal y por lo tanto hay que anular todo el poder legislativo de forma inmediata”, ha anunciado la portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, esta misma mañana.

“Ignoramos para qué sirve el Senado pero lo que sí sabemos es que hay que cerrarlo porque nadie ha votado bien”, ha dicho con preocupación.

A partir de hoy mismo, por tanto, no hay Senado. Desde el Gobierno no saben si esto es grave o no porque nadie parece conocer para qué sirve exactamente. En todo caso, se responsabiliza a los ciudadanos y su extrema ignorancia por “no poner las tres cruces donde tocan”.

“A todas luces es un error darle a los ciudadanos una papeleta en la que tienen que escribir algo y lo mejor es que se conformen con coger cosas y meterlas en cajas y no tener que hacer nada más, como con las papeletas para el Congreso”, señalan también desde el Ejecutivo, reconociendo que “es muy difícil entender cómo funcionan esas papeletas, pero es deber de todos los españoles estudiar el funcionamiento de la democracia”.

Desde el Gobierno han aclarado que el error más común de los ciudadanos al votar al Senado ha sido intentar escribir nombres concretos en las casillas que debían ser marcadas con una X, seguido de gente que claramente ha intentado rellenar una quiniela deportiva y de varios casos aislados de personas que han puesto notas encima, como calificando a los candidatos.

Todos los partidos han expresado su preocupación al no saber dónde enviar a partir de ahora a los miembros de sus formaciones demasiado seniles como para ejercer la política activa.

Starbucks ya se ha interesado por la sede del Senado.