- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Un asesino en serie lamenta ser el único que aún no tiene documental en Netflix

ESTÁ PENSANDO EN MATAR A LOS DIRECTORES DE NETFLIX PARA LLAMAR SU ATENCIÓN

Por mucho que se esfuerce con la puesta en escena de sus crímenes, y sin importar la creatividad que aplica a la hora de matar a sus víctimas, Larson Dench, un asesino en serie de 41 años de Minesota, sigue sin recibir la llamada de Netflix para protagonizar su propio documental. “No lo entiendo, a otros asesinos con muchas menos víctimas les han producido una serie documental”, lamenta.

Dench, que sigue en activo porque todavía no ha sido detenido por la policía, reconoce sentirse muy desencantado con el mundo del crimen. “Estás años perseverando, estudiando el comportamiento humano, siguiendo a la gente por la calle, matando de las formas más originales posibles y al final no sirve de nada”, denuncia. “Es que ni me han sacado en el programa de Oprah”, añade.

El retorcido criminal considera que Netflix solo apuesta por los asesinos en serie más comerciales y deja de lado a los asesinos en serie independientes como él. “Yo no dejo naipes ni ningún tipo de prueba al lado de las víctimas porque eso ya está muy visto y es muy facilón”, afirma. «Es lo que la gente espera», insiste. El asesino en serie no descarta empezar a matar a los directores de Netflix para llamar su atención. “Incluso podrían grabarme mientras lo hago”, propone.

Asesinar en serie a diferentes víctimas ya es la manera más eficaz de hacerse con un sitio en el mundo audiovisual. Se calcula que, en el año 2030, si se mantiene la progresión, habrá más documentales de asesinos en serie que usuarios de Netflix porque todos habrán sido asesinados.