- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

“Si llamamos fascista a todo el mundo, entonces nadie es fascista o lo somos todos”, dice un hombre con una esvástica tatuada

“TE LLAMAN FASCISTA POR CUALQUIER COSA, HAGAS LO QUE HAGAS”, LAMENTA

Lamentando que, al final, abusar de una palabra haga que no signifique nada, Jaime Román, que casualmente lleva una esvástica tatuada en el brazo y la cabeza completamente rapada, ha dado una rueda de prensa esta mañana para denunciar que cada vez es más común que se llame fascista “a todo el mundo” y que, si todos somos fascistas, “en realidad nadie lo es realmente”.

«Si todo el mundo es nazi entonces yo también soy nazi. Pues vale, pues muy bien”, ha insistido Román, que ha querido recordar a los periodistas que términos como “derecha”, “izquierda”, “fascismo” o “Heil Hitler” ya no refieren a nada concreto y que, cuando alguien los usa en una discusión, lo que hace es desconectar porque “no se está profundizando ni matizando ni nada”.

“La gente te llama fascista por cualquier cosa, sin ver más allá de la enorme esvástica que llevo tatuada en el brazo”, ha dicho.

“¿Qué pasa, que ahora no querer que saquen a Franco del Valle de los Caídos, glorificar el pasado de España y ser un poco políticamente incorrecto me convierte en fascista? Vale, pues entonces supongo que soy fascista, ¿es así como funciona ahora?”, ha declarado. Román también ha denunciado el ambiente irrespirable que hace que “casi cualquier cosa” te convierta en fascista hoy en día, como apoyar la ultraderecha o “tener tatuajes que te gustan”.

Román ha añadido que, al final, se verá obligado a ser fascista de verdad tras escuchar a tanto negro, tanto catalán, tanto maricón y tanta feminazi llamarle fascista impunemente.