Todas las personas que estén siguiendo el “streaming” vía Youtube de todas las sesiones del juicio del ‘procés’ en el Supremo podrán acudir a cualquier facultad de Derecho del territorio español y convalidar las asignaturas Derecho Constitucional I, Derecho Constitucional II, Teoría del Derecho I, Derecho Civil I y 14 créditos del Practicum, según ha informado el Consejo de universidades españolas.

“Es un juicio con 500 testigos y de una complejidad enorme, por lo que simplemente estar sentado en casa escuchándolo de fondo ya supone una formación en derecho muy superior a la que se recibe en las clases presenciales de la licenciatura”, reconoce un profesor de Derecho de la Universitat de Barcelona.

“Ya sé decir la mayor parte de cosas que dicen los letrados y los jueces: ‘Vamos a ver, no nos vayamos del tema’, ‘Con la venia’, ‘Recoja el DNI’, ‘Le pido perdón por el retraso’, ‘Otra pregunta, por favor’… Todo ese rollo lo llevo al dedillo”, explica Manuel Sicilia, un auxiliar administrativo de Barcelona que, una vez termine el juicio, se planteará apuntarse a las tres o cuatro asignaturas que le faltan para terminar la carrera.

Las expresiones “El tribunal lo valorará”, “Con la venia” y “Me niego a contestar a Vox” se han convertido en muy poco tiempo en las más utilizadas del castellano, lo que evidencia la avanzada cultura judicial de nuestra sociedad.

Desde el colegio de abogados han confirmado también que tuitear pruebas periciales en forma de memes, vídeos o comentarios ingeniosos equivaldrá al trabajo definitivo de Máster que se requiere para colegiarse.