Como cada año por estas fechas, las calles españolas se han volcado hoy en la celebración del carnaval. Miles de personas han aprovechado para exhibirse sin pudor y entre los hombres el disfraz triunfador de 2019 ha sido sin duda el de aliado feminista. Empresarios y profesionales de toda condición y especialmente miembros de la clase política se han atrevido a perder las formas por un día disfrazándose de feministas y luciendo, en el caso de los más desvergonzados, un lazo morado en la solapa.

“Hoy es un día histórico en el que reivindicamos no solo la labor de las mujeres sino también su superioridad respecto a los hombres y prometemos que, cuando gobernemos este país, cada mujer percibirá de media un salario tres veces superior al de un hombre en el mismo puesto”, gritaba el líder del Partido Popular, Pablo Casado, desde el balcón de la sede de su formación en Madrid.

Sin embargo, el más madrugador ha sido el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que ya de buena mañana lucía su disfraz de aliado que llevaba días preparando con la ayuda de sus asesores. “Hola, soy un aliado feminista y quiero una España feminista porque solo desde el feminismo acabaremos con la violencia machista y lograremos la igualdad real, soy un aliado feminista, mirad, mirad cómo alzo el puño”, ha declarado ante las cámaras.

El secretario general del PP, Teodoro García Egea, también ha querido conmemorar la jornada reivindicativa con un mensaje más personal. Con una foto en la que aparecía disfrazado de feminista junto a su hija, el dirigente confirmaba que “yo celebro el feminismo todos los días porque en mi casa cada día es carnaval”.

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, tampoco ha sido original y ha apostado por el mismo disfraz que sus compañeros aunque, eso sí, se ha atrevido incluso a enseñar el pelo de sus axilas, teñido de morado: “No habrá igualdad entre mujeres y hombres sin libertad”, ha exclamado poniendo voz de mujer.

Por su parte, el líder de Vox, Santiago Abascal, sí ha querido desmarcarse con un disfraz distinto y se ha dejado ver montado en su caballo de siempre pero caracterizado de Cid Campeador.

En Podemos, la celebración del carnaval se ha aplazado hasta que su líder, Pablo Iglesias, regrese a la política activa tras su baja por paternidad.