Insistiendo en que a nadie le va a importar que “Black Panther” se llame ahora “Angry Cat”, Disney ha reconocido que, tras “un pequeño lío en la gestión de derechos”, no solo ha perdido la exclusividad de sus personajes sino la posibilidad de hacer nuevas películas con ellos hasta 2056.

“La película que cierra el arco de nuestros héroes favoritos, “The Redeemers 4: Endgame”, tendrá la particularidad de que los personajes tienen otros nombres y que los trajes son un poco más feos, pero por lo demás todo continúa igual”, ha explicado un directivo de Disney, estudio al que pertenece la división cinematográfica de Marvel desde 2009.

“Nuestros 47 abogados se han hecho un lío vendiendo derechos de explotación y al final no ha quedado ningún derecho para nosotros, pero eso no nos va a impedir hacer películas del Universo Cinematográfico Morvelp”, ha explicado este directivo de Disney en referencia a “Marvel”, nombre que no puede volver a utilizar hasta 2056.

“Los fans apenas van a notar el cambio porque los actores son los mismos y las variaciones en los trajes son mínimas. El ansia de los fans por ver a Thaur el Dios Relámpago, a Soltera Peligrosa, a Míster Extranjero y a Capitán Venezuela se mantiene”, insiste Disney, que no espera que este “problema burocrático” vaya a afectar a la recaudación de las películas.

Desde la compañía reiteran que las pocas críticas que vayan a recibir por parte de un fandom “que acoge cualquier cambio con reticencias al principio pero luego lo adopta con los brazos abiertos” se verán apaciguadas cuando se vean los primeros puñetazos de “Holk”.

Desde Disney y Morvelp Studios han confirmado que el personaje de Ojo de Halcón permancerá sin cambios porque nadie se interesó por sus derechos.