- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Los empleados de limpieza llevan todo el día retirando los plásticos y desechos que dejaron los manifestantes contra el calentamiento global

LA CONCENTRACIÓN DE MANIFESTANTES ELEVÓ UN 10% LA TEMPERATURA DEL PLANETA

Pancartas en el suelo, latas de refrescos tiradas, innumerables colillas… eso es lo que se han encontrado los empleados de limpieza en varias ciudades del mundo tras las manifestaciones de los jóvenes contra el calentamiento global. Los trabajadores llevan todo el día retirando los plásticos y desechos esparcidos por el suelo y creen que todavía les hará falta más tiempo.

“Esto es una guarrada”, asegura un empleado del Ayuntamiento de Madrid que limpia las calles con una manguera que expulsa agua potable a presión, el equivalente al agua que consume una aldea africana en seis meses. Los expertos creen que el planeta no podría aguantar ni diez movilizaciones más como esta. “Las manifestaciones contra la contaminación ya son la principal causa de contaminación del mundo”, advierten. “Greta Thunberg es una enorme amenaza para el medio ambiente”, alerta el director de una fábrica de carbón china.

Solo con la concentración de manifestantes del pasado viernes, la temperatura del planeta se elevó un 10%. “Tanta gente echando su cálido aliento a la atmósfera al mismo tiempo contamina más que 50 fábricas de carne”, asegura el científico de Campofrío especializado en el medio ambiente, Richard Miller. “Muchos manifestantes fumaron, generando más humo que 200 chimeneas de una fábrica nuclear”, certifican algunos de los científicos más ricos del mundo.

Debido a los gritos de los manifestantes, esta semana se ha organizado una manifestación estudiantil global en contra de la contaminación acústica.