- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Las mujeres aceptan que cada vez falta menos para que los hombres asuman el feminismo como un invento suyo

“ES CUESTIÓN DE DÍAS”, ADVIERTEN DIVERSAS PENSADORAS FEMINISTAS

Conforme más hombres se declaran feministas, más cerca está el día en el que alguno de ellos dirá que esa corriente de pensamiento fue originada, de hecho, por hombres, según han explicado algunas pensadoras feministas recientemente. “Por un lado es un éxito ver que el feminismo ha calado tan profundamente en la sociedad pero una consecuencia inevitable de ese éxito es que en poco tiempo, quizá en solo unos meses, los hombres entenderán que el feminismo es una cosa que han construido ellos”, explica la filósofa Amelia Valcárcel, autora de diversos libros sobre feminismo.

Esta pensadora dice que “a poco que se haya leído un poquito de feminismo, es fácil entender que el patriarcado se lo apropiará completamente”. Defiende también que hay que asumir como algo natural que, en el futuro, las principales mujeres feministas “serán hombres”.

Según dice, no hay nada más feminista que ser consciente de que los hombres «nos lo roban todo, también el feminismo».

“Hay que aceptarlo porque es lo que va a ocurrir y no hay nada que podamos hacer para impedirlo, es casi ley natural”, añade.

Aunque es incapaz de hacer previsiones, cree que la aceptación del feminismo en la sociedad ha avanzado tanto en los últimos años que falta poco, “puede que días”, para que toda la historia del feminismo esté protagonizada por hombres.

Otras feministas sugieren, en la misma línea, que falta poco para que el concepto de “sororidad” signifique también “grupo de hombres viendo el fútbol y gritando como una única voz”.

«De alguna manera, es feminista avanzarnos a esto y asumirlo como algo casi inevitable, por lo que pedimos que nadie pierda la fe en el movimiento cuando este sea una cosa ya casi completamente masculina”, pide esta pensadora.

A última hora, expertos en filosofía han recordado que la tesis principal del feminismo (la idea de que existe el patriarcado, una estructura de poder establecida por el capital, la Iglesia y el subconsciente) deriva, con pocas modificaciones, de las llamadas «filosofías de la sospecha», cuyos principales exponentes son Karl Marx, Friedrich Nietzsche y Sigmund Freud.