- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Comparativa: La sonrisa de un niño vs. 500 euros

¿QUÉ TIENE MÁS VALOR?

Siempre se ha dicho que no hay nada mejor que la sonrisa de un niño, pero también que no hay nada mejor que 500 euros. Para acabar con esta eterna batalla, hemos cogido a uno de nuestros reporteros y le hemos mostrado un billete de 500 euros y una sonrisa de un niño. ¿Cuál le habrá gustado más?

Utilidad

Es cierto que la sonrisa de un niño te puede servir para mirar al futuro con esperanza, te puede contagiar un poco de esa alegría ingenua e inocente tan necesaria, pero es que con 500 euros te puedes comprar un montón de cosas. En ciertos sitios, igual puedes comprar hasta al niño.

Satisfacción

Si la sonrisa del niño la has provocado tú, la sensación es realmente maravillosa, aunque sigue estando muy lejos de la increíble sensación que te invade cuando te entregan 500 euros.

Duración

La sonrisa de un niño se puede borrar en apenas dos o tres segundos, justo el tiempo en el que me gastaría los 500 euros si los tuviera.

Precio

Calcular el valor de la sonrisa de un niño es casi imposible, aunque no creo que pase de los 200 o 220 euros. En cambio, 500 euros valen exactamente 500 euros.

Emoción

Al final, vista una sonrisa de un niño, vistas todas. De hecho, pueden acabar haciéndose repetitivas. De momento no se conoce ningún caso de alguien que se haya aburrido de los billetes de 500 euros.

Diversión

Con la sonrisa de un niño, el que se divierte es él. Con 500 euros, el que se divierte eres tú.

Conclusión

Después de analizar minuciosamente los pros y los contras de ambas opciones, mi conclusión es que con 500 euros puedes conseguir la sonrisa de un niño, pero con una sonrisa de un niño no puedes conseguir 500 euros.