Pese a que ya han pasado 15 años y se juzgó a los culpables, el que fuera ministro del Interior cuando tuvo lugar el 11-M, Ángel Acebes, dice que aún no se pueden descartar hipótesis sobre la autoría del atentado y que, de hecho, “cada cierto tiempo se abren nuevas líneas de investigación”, algunas de las cuales señalan directamente a Carles Puigdemont.

“No se puede descartar nada porque, cuanto más tiempo pasa, más hipótesis hay sobre la mesa”, decía hace poco Acebes en una entrevista radiofónica.

El actual líder popular, Pablo Casado, se ha sumado a las tesis de Acebes. “Yo no digo nada, pero Carles Puigdemont está fugado en Bélgica justo coincidiendo con el 15 aniversario del 11M. ¿Por qué?”, señaló ayer Casado en un acto de conmemoración. El líder de la oposición adopta así las tesis de la administración Aznar, del periodista Pedro J. Ramírez y de “unos vídeos de Internet que he visto y abren muchos interrogantes”.

“Yo solo digo que las informaciones señalan que hay informaciones de las que no se ha informado”, insistió Casado, señalando que todas las líneas de investigación “son igualmente válidas, o quizá no, pero son válidas igualmente porque nunca se sabe”.

“Por respeto a las víctimas y a la decencia humana hay que seguir señalando culpables”, reiteró Pablo Casado. Defendió que es esencial “desclasificar información” y, en caso de que no exista, “generarla, por respeto”.