Después de no haber sido invitados a la gala de los Goya celebrada el pasado sábado en Sevilla, hoy los principales responsables de Vox han anunciado que celebrarán unos Premios Goya alternativos en los que solo se premiarán películas de 13 TV. “Queremos un cine con más caballos y menos subvenciones”, han declarado.

De momento Clint Eastwood, con 350 nominaciones, parte como favorito en todas las quinielas, pero reconocidos actores como John Wayne o reconocidos antisemitas como Mel Gibson también aspiran a llevarse más de un galardón. El presentador de ‘El Gato al Agua’ será el encargado de conducir una gala en la que solo se harán chistes políticamente incorrectos. “La ceremonia del pasado sábado fue más falsa que una denuncia por violencia machista”, ha bromeado Santiago Abascal en Twitter.

Aunque no faltarán estatuillas para clásicos como ‘Centauros del desierto’ o ‘Río Bravo’, sí habrá alguna ausencia significativa. “El Hundimiento, aunque no es un western, habría entrado en la categoría de mejor película si no fuera por ese final tan bajonero”, apuntan desde la formación ultraderechista.

El partido ya ha pedido subvenciones a Irán para rodar el biopic de Santiago Abascal. “Tenemos que aprovechar su habilidad para montar a caballo y su puntería con el revólver”, urgen desde Vox. En el partido todavía no descartan la posibilidad de hacer un ‘crossover’ entre Blas de Lezo y el líder de la formación.

Los Goya de Vox tratarán de dar visibilidad a los hombres blancos heterosexuales, tan históricamente marginados.