Reconociendo que su visita de ayer al Wanda Metropolitano fue mucho más traumática que su visita de hace un mes al Juzgado de Instrucción número uno, el futbolista de la Juventus Cristiano Ronaldo ha aceptado pagar otros 19 millones al fisco a cambio de no volver a jugar nunca más contra el Atlético de Madrid.

A sus 34 años, el jugador asegura que ya no tiene edad para aguantar según qué cosas. “Al menos, cuando fui a la Audiencia Provincial de Madrid, la gente me aplaudía”, declaró en relación a los abucheos que recibió en el estadio rojiblanco. El futbolista portugués no esperaba que los jugadores del Atlético se emplearan con mayor intensidad que la Justicia española. “Algunas patadas me dolieron más que la condena a 23 meses de prisión”, reconoce.

Tras abonar otros 19 millones de euros, Cristiano Ronaldo se asegura no tener que volver a enfrentarse contra el equipo de Simeone y ya solo vendrá a España para comparecer en los juzgados. “Cuando me fui a Italia nunca pensé que Godín y Giménez me marcarían un gol cada uno”, se sinceró ante la prensa visiblemente indignado.

Debido a este nuevo acuerdo con el fisco, Cristiano Ronaldo será baja en el partido de vuelta que se disputa en Turín dentro de tres semanas, obligando a su entrenador a buscar un sustituto.