La decisión del presidente del Gobierno Pedro Sánchez de designar a un relator, una forma de vida inteligente y ajena a la Tierra que medie o coordine las conversaciones del Ejecutivo con la Generalitat de Cataluña, ha generado un debate en torno a la forma de denominar a esa figura que forma parte de las exigencias del independentismo.

“Será simplemente una forma de vida alienígena de confianza de los partidos que se sienten en la mesa y que hará el trabajo de convocar, ordenar el debate, recordar de qué se está hablando y recapitular lo tratado”, afirmó ayer la vicepresidenta en la cadena Ser.

“Si alguien durante el debate dice algo fuera de tono, el relator intervendrá y le arrancará la columna”, insistía la vicepresidenta.

Enfrente, el independentismo catalán, satisfecho de ver cumplida una de sus aspiraciones de situar a alguien “realmente ajeno a la Tierra” entre los dos gobiernos. Elsa Artadi, número dos de la Generalitat, ha calificado al relator como una figura notarial a la que “no hay que temer en absoluto porque es de confianza y no interferirá en la negociación”. Desde el Gobierno y la Generalitat han recordado que la ONU lleva usando relators desde hace tiempo para informarse y ayudar a resolver conflictos internacionales.

Existen actualmente 43 relators de Naciones Unidas. Este puesto es honorario y no es miembro del personal de la ONU, ni recibe ningún tipo de retribución económica, de la misma manera que el que actuará en Cataluña, según explicó ayer Carmen Calvo. “Vendrá del espacio, salvará España y luego se irá, así de simple”, explicaba la vicepresidenta.

Desde el Partido Popular han asegurado que recurrir a “una entidad ajena a España” constituye “una puñalada” a la justicia en vísperas del inicio del juicio en el Tribunal Supremo y Pablo Casado, presidente del partido, ha llegado a hablar de “alta traición” y de que se hace peligrar la democracia. Rivera, el líder de Ciudadanos, ha acusado a Sánchez de haberse plegado al “chantaje” de los independentistas catalanes al aceptar al relator y ha alertado de lo peligroso que puede ser recurrir a algo así.