La etapa en el poder de Pedro Sánchez ya tiene fecha de punto final: las elecciones generales serán el 28 de abril. Pero tiene además una fecha de retorno: el 15 de mayo, cuando regresará a La Moncloa tras prosperar la moción de censura a su sucesor, Pablo Casado.

“El 28 de abril el Partido Popular, con el apoyo de Ciudadanos y de Vox, llegará a La Moncloa abriendo una crisis en mi partido, donde la vieja guardia intentará incluso cuestionar mi continuidad en la política con declaraciones incendiarias de Susana Díaz en El Mundo que se publicarán el primero de mayo. Un día después, primer escándalo del Partido Popular en la etapa de Casado por las grabaciones de Génova, una semana más tarde amenazas de la ultraderecha, gran manifestación antifascista del 4-M, tensiones insoportables que comprometerán la estabilidad del Ejecutivo entre ese mismo día y el 7 de mayo, imputación de Albert Rivera por el caso After dos días más tarde, moción de censura el 15 y de nuevo investidura de quien les habla antes de junio, aunque ese día aún no está cerrado porque creo que la fecha prevista caía en festivo”, ha explicado Pedro Sánchez repasando sus notas.

El presidente del Gobierno ha anunciado las fechas este viernes, apenas ocho meses y medio después de llegar al cargo con su primera moción de censura en la que arrebató el puesto a Mariano Rajoy. Como su comparecencia no admitía preguntas de los periodistas, no ha sido posible profundizar en lo que el mandatario ha llamado “Operación Torra”, aunque sí se sabe que se desarrollará los primeros quince días de mayo.