- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

El Vaticano vende un batido que ya incluye vino y hostias consagradas en una única toma

“SE ACABÓ COMERSE EL CUERPO DE CRISTO POR PARTES”, DICE LA IGLESIA

En su constante deseo de innovar y de continuar siendo líderes en comuniones con Nuestro Señor, el Vaticano ha lanzado un nuevo producto que simplifica el proceso de devorar el cuerpo de Cristo, fusionando cuerpo y sangre en una única toma individual que cabe en cualquier bolsillo.

“Hasta ahora hacía falta desplazarse a la Iglesia para que un sacerdote consagrara el pan y el vino y lo transmutara en el cuerpo de Cristo a fin de poder consumirlo, pero eso ha cambiado al fin”, explica el padre Almunia, teólogo del Vaticano.

Desde el Vaticano esperan distribuir 39 millones de botellines el próximo trimestre, haciéndose populares “especialmente entre los más pequeños que hasta ahora lo tenían difícil para comulgar durante el recreo o a la hora de la merienda en el parque”.

“Comulgar es más guay que nunca”, insisten desde el Vaticano.

Desde la Iglesia aseguran que, aunque es verdad que ni el vino ni las hostias están fabricadas por el Vaticano, sí que están embotelladas en una de sus plantas en Bangladesh, donde un párroco situado en la cadena de montaje santifica cinco toneladas de pan y 16 hectolitros de vino por minuto.