Después de que el Partido Popular haya hecho las primeras concesiones respecto a la violencia de género para lograr el apoyo a la investidura de Juan Manuel Moreno en la Junta de Andalucía, ahora Vox propone una ayuda económica para los curas que son abusados sexualmente por niños.

Desde la formación liderada por Santiago Abascal consideran que es imprescindible atender a todas las víctimas de los abusos en la Iglesia, ya se trate de curas, obispos o niños. “Lo que no puede ser es que todas las ayudas vayan a parar a los niños”, ha asegurado la formación esta mañana a través de Twitter. “Muchos curas viven aterrorizados por los niños y nadie hace nada por ellos”, ha continuado. “Están totalmente indefensos ante la dictadura de los infantinazis”, concluía.

Pablo Casado, líder del Partido Popular, se ha mostrado de acuerdo con los argumentos esgrimidos por Abascal y ha prometido que en la negociación parlamentaria habrá enmiendas para incluir ayudas “para todas las víctimas, también para curas, arzobispos y cardenales agredidos por niños”. Sin renunciar a un solo euro para los niños, el PP quiere ampliar las garantías y protección a las víctimas de todo tipo de violencia en el ámbito eclesiástico.

Según datos esgrimidos por Vox y confirmados por el PP, el 25% de los abusos sexuales que se producen en la Iglesia los sufren los curas por parte de los niños, pero al encontrarse los agresores en una situación de privilegio y pertenecer a un colectivo tan poderoso como el de la infancia, tan sobreprotegido, la mayoría de las denuncias de los curas son desestimadas y tapadas, facilitando que los niños continúen perpetrando sus abusos.