Una señora cada vez ve menos probable que la enorme pintada de un pene que hay en la fachada de su casa desde 2012 y que está firmada por Banksy sea realmente de Banksy

"EMOSIDO ENGAÑADO", DICE LA MUJER