- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Se tatúa una L y una R en las orejas para saber dónde ponerse los auriculares

ALGUNOS PADRES HAN EMPEZADO A TATUAR TAMBIÉN A SUS BEBÉS POR EL MISMO MOTIVO

Cansado de escuchar las canciones al revés, Juanjo Quintana, de 32 años, ha decidido tatuarse una L y una R en las orejas para saber dónde ponerse los auriculares. “Estaba harto de colocarlos mal y escuchar todas las canciones empezando por el final”, ha declarado a la prensa.

A Quintana no le habría gustado tener que llegar hasta este extremo, pero considera que los fabricantes de auriculares no le han dejado otra opción. “Si determinaran cuál es el de la derecha y cuál es el de la izquierda sería mucho más fácil para todo el mundo”, se sincera sin ser consciente de que la L y la R corresponden a las palabras «left» y «right», izquierda y derecha en inglés. Ahora, podrá «juntar la ele con la ele y la erre con la erre».

Desde que se hizo los tatuajes, Juanjo ha empezado a escuchar las canciones del derecho, descubriendo nuevos estilos musicales que hasta ahora desconocía. “Básicamente, hasta que no decidí tatuarme la L y la R solo escuchaba los mensajes satánicos que los músicos esconden en sus canciones”, afirma. “Algunos están bien, pero a veces uno lo que quiere es simplemente bailar”, dice.

«Escuchar ‘Cruz de Navajas’ de Mecano sin el spoiler de que al final matan a Mario Postigo es mucho mejor, se conserva la sorpresa del tercer acto», añade el joven, que pese a todo sigue sin saber «qué pasa al final con el de Maná que se queda sin aire, del derecho tampoco queda claro si se ahoga o qué».