Lejos de cerrarse, la crisis abierta en Podemos tras la decisión de Íñigo Errejón de sumarse al proyecto de Manuela Carmena “Más Madrid” se agrava día a día. Hoy, Pablo Iglesias ha anunciado por sorpresa y sin pactarlo con la dirección regional ni estatal de Podemos que concurrirá a las elecciones regionales madrileñas bajo la marca “Pues yo aún más Madrid”.

Iglesias ha evitado referirse directamente a Errejón en su comunicado, excepto cuando ha señalado que “Íñigo no es Pablo y Manuela no es Pablo, solo Pablo es Pablo”. “Existe una mayoría aún más demócrata y aún más progresista que necesita aún más un proyecto que renueve su ilusión y confianza en que las cosas se pueden hacer todavía mejor no, lo siguiente”, ha argumentado.

El líder de “Pues yo aún más Madrid” se ha fotografiado rodeado de ancianas frente al ayuntamiento de la capital, asegurando ante los medios que “somos un equipo aún más experimentado e ilusionado”. Una de las aliadas de Iglesias, completamente magullada y con las dos piernas enyesadas, ha explicado que se cayó ayer por las escaleras del chalé de cuatro plantas en una cena con el líder de la formación “mientras llevaba en una bandeja unas empanadas traídas directamente de Galicia, hechas con la receta tradicional que pocos conocen”.

Para tranquilizar a la formación morada, Pablo Iglesias ha querido aclarar que “aunque deje Podemos, no podría dejar de liderarlo ni aunque quisiera”.