Cada vez la sociedad está más concienciada con la alimentación y la gente se fija más en lo que come. Por esa razón, McDonald’s ha anunciado hoy que, a partir de este mes, ofrecerá un menú premium que habrá sido cocinado en otro sitio. “Por un poquito más, nuestros clientes podrán disfrutar de un completo menú cocinado íntegramente en otro establecimiento”, explica el director ejecutivo, Steve Easterbrook.

La cadena de comida rápida seguirá ofreciendo sus tradicionales menús de hamburguesas y patatas fritas, pero ahora los clientes que quieran comer bien también podrán hacerlo. “Simplemente tendrán que pedir el menú premium en nuestros quioscos digitales y esperar a que uno de nuestros empleados le traiga la comida de fuera”, aclaran desde la compañía.

Por un poco más de dinero, apenas cinco euros, el cocinero saldrá de la cocina, irá al restaurante de al lado y comprará un bocadillo hecho con comida de verdad. “También podemos ir al mercado a comprar fruta”, aseguran desde la famosa hamburguesería. “Nuestro menú premium tiene el sello de calidad de no haber sido cocinado en ningún McDonald’s”, insisten.

El director ejecutivo de McDonald’s anunció el lanzamiento de este nuevo menú premium durante la celebración de la tradicional cena de Navidad de la empresa, que se celebra cada año en un Burger King.