La gurú japonesa del orden Marie Kondo se ha posicionado políticamente esta mañana en el transcurso de una entrevista digital en el diario ABC. Kondo ha defendido la propuesta de Vox de recortar la Declaración Universal de los Derechos Humanos dejándola en dos únicos derechos fundamentales, el de protegerse de amenazas extranjeras y el de la unidad de España. “Hay que quedarse solamente con aquellos dos derechos que más te emocionen”, ha agregado, valorando muy positivamente el esencialismo de la formación de ultraderecha.

Kondo ha ido más allá, proponiendo que España se quede solo con tres formaciones políticas para hacer frente al desorden parlamentario fruto, según ella, de un exceso de propuestas e ideologías. “Tres partidos: PP, Ciudadanos y Vox”, ha sentenciado. La misma simplicidad ha aplicado al proponer que España se deshaga de todos los inmigrantes que no sean realmente imprescindibles.

La gurú, siempre en la línea de las propuestas del partido de Santiago Abascal, ha señalado también la necesidad de “doblar la memoria histórica y encerrarla en el cajón de los recuerdos”. En el mismo sentido, se ha mostrado contraria a exhumar los restos de Franco, aprovechando para elogiar la capacidad de una nación de ser gobernada por una sola persona “con la que vivíamos mejor y con una vida más ordenada”.

Marie Kondo ha abandonado la redacción del ABC montada en un caballo, hecho que ha levantado sospechas sobre su verdadera identidad, además de su perfecto dominio del español.