- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

El dueño de Amazon se separa de su mujer y no puede creer que su nueva novia aún no le haya llegado

“¿QUÉ COJONES ES ESTO? ¿POR QUÉ NO ESTÁ EN LA PUERTA DE MI CASA YA?”, SE HA QUEJADO

Jeff Bezos, dueño de Amazon, anunció esta semana en un comunicado que, tras 25 años de matrimonio, se divorcia de su esposa MacKenzie Bezos. Después de casi dos días soltero, el consejero delegado de la compañía, acostumbrado a exigir siempre los plazos más cortos de entrega y el mejor servicio, no se puede creer que su nueva novia aún no le haya llegado. “Llevo horas esperando y aquí no aparece nadie, esto qué cojones es”, se ha quejado con impaciencia.

Bezos no ha vuelto a salir de su domicilio particular desde que anunció su divorcio por miedo a que su nueva novia apareciera justo en el momento en el que él se hubiera ausentado. “Basta que bajes un momento a hacer unas compras al colmado para que llame el puto repartidor al timbre, no conteste nadie y se vaya”, asegura el exitoso empresario. “Y un segundo fracaso matrimonial es lo último que necesito ahora”, ha explicado.

El fundador de Amazon ha descargado su ira contra sus trabajadores, que en 2019 ya conforman el 92% de toda la población estadounidense. «Voy a echaros a todos a la puta calle, por inútiles”, se ha estado quejando a lo largo de toda la mañana de hoy. Para calmar su ansiedad, el hombre más rico del mundo ha empezado a comprar ropa compulsivamente por internet. “Ha adquirido Inditex, pero no tiene ni un hueco más en el armario”, lamentan sus allegados.

Al cierre de la edición, la nueva novia de Jeff Bezos sigue sin aparecer por su casa y muchos lo achacan a que MacKenzie, su exmujer, lo puntuó con solo dos estrellas en Amazon, además de dejar una crítica bastante negativa sobre él.