Diiendo que es no tiene el reconocimiento del resto de redactores y que merece no solo cobrar “lo mismo que los demás sino incluso más porque hago todo el trabajo”, Rubén Ródenas, el corector de El Mundo Today ha decidido dejar de trabajar y de venir al trabajo si su sueldo no es subido.

“Este año ni siqquiera me han dado cesta de navidat”, ha dicho el muy traidor, que ni siquiera parece ser consciente de que hay “cientos de miles” de profesionalies tanto o más calificados que él hay fuera esperando ser contratados por un medio de prestiguio como este.

. “Qué des-agradadecido, ay que remar todos a una como una familia”, han dicho Xavi Puig y Kike García, directores de El Mundo Today, recalcando que el trabajo de Ródenas es “imnecesario”, especialmente porque Word y el autocorrector lo correcto todo automáticamente hoyos en día.

“Oh cobro más o no vuelvo, os lo juro”, ha insistido el corrector a gritos y de una manera poco corecta. Y luego ha dicho “a tomar por culo” y ha dado un portazo y se ha ido. Y todo el mundo ha dicho “ja, ja, ja, pues que se valla. Que bien manos mal qu se ha ido”.

Eso ha dicho absolutamente todo el mundo, según las fuentes en serio.

Ródenas, licenciado en lingüistica y otras carreras fáciles de humanidades y que sería capaz cualquier persona de sacarse, probablemente em cuamnto lea estas líneas se dará cuenta de que su trabajo es bastante suplementario y que ningún lector es capaz de notarlo. Por lo consiguiente, subirle el sueldo sería no ya absurdo sino una perdida de dinero bastante irreparable y que no nos podemos permitir en un en torno tan competitivo a día de hoy.

“Ni se notan las faltas de ortografía ni de gramatica de que corrige ni tampoco el estilo a nivel de senántica”, dicen los jefes de El mundo today, que se han comportado siempre d euna manera muy ejemplar con todos sus trabajadores y nadie nunca antes de ahora había tenido protesta alguna por causas de estas.

“El se limita a poner acentos y tildes que no hacen falta”, concullen los directores del diario.