“Yo también me sumaría al proyecto de Manuela Carmena si pudiera circular por Madrid Central, pero no me han concedido la etiqueta ambiental”. Con estas palabras reconocía esta mañana Pablo Echenique, secretario de Organización de Podemos, su frustración por no poder sumarse a la alianza de Íñigo Errejón con la alcaldesa Manuela Carmena para concurrir a las elecciones autonómicas.

Echenique ha explicado este viernes en sus declaraciones a la cadena SER que el proyecto de la alcaldesa es “ilusionante hasta que te enteras de los protocolos que hay que cumplir”. Critica que el equipo de Carmena “me ha vetado porque consideran que mis ideas pueden contaminar su hoja de ruta y que en Podemos lo que hay básicamente es una larga cola que no deja avanzar y que emite demasiados humos”.

El secretario de Organización del partido que lidera Pablo Iglesias no ha aclarado qué ruta seguirá Podemos a partir de ahora en la Comunidad de Madrid, pero sí ha asegurado que “no pasará por el centro” porque “estamos condenados a movernos por la periferia”.

Echenique entiende que el “atasco de ideas” haya llevado a su compañero Errejón a “subirse al carro de otro que sí tenía autorización para acceder a la almendra central”.