- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Cómo evitar que los Reyes Magos entren en tu casa si no crees en ellos

NUESTROS EXPERTOS TE ASESORAN

Este domingo vienen los Reyes Magos y millones de españoles ya están preparando sus casas para su llegada, dejando incluso leche y galletas para que repongan fuerzas después de un viaje tan largo. Pero si tú eres de los que no creen en los Reyes Magos y quieres evitar que se metan en tu casa, nuestros expertos de Idealista te enseñan cómo hacerlo.

Pon una señal de «Prohibido aparcar camellos» en la entrada de tu casa. Entre todos los regalos que se han tenido que comprar y al precio al que está la zona azul, a los Reyes Magos no les compensará buscar estacionamiento, por lo que seguirán su camino sin meterse en tu casa.

Déjales la leche y las galletas en la acera. Los Reyes Magos son gente lista y saben captar las indirectas. Se tomarán la leche y las galletas porque vienen con hambre, pero no se meterán en tu casa porque entenderán que no crees en ellos y que no quieres que te molesten.

Pon que te llamas Santiago Abascal Conde en tu buzón. Baltasar no se atreverá ni a cruzar el portal, y Melchor y Gaspar, viniendo de oriente como vienen, tampoco querrán meterse en líos. Los tres pasarán de largo y ni te enterarás de su presencia.

Coloca un cartel de “No funciona” en la puerta del ascensor. Los Reyes Magos tienen más de dos mil años, mi abuela no tiene ni 95 y ya ni camina, así que no me quiero ni imaginar lo mal que va esa gente. Si ven que tienen que usar las escaleras seguramente se darán la vuelta, a ciertas edades hay que economizar esfuerzos.

Deja el cadáver de Papá Noel tirado en tu jardín. Los Reyes Magos podrán entrar en tu casa o no, pero de esta forma sabrán perfectamente qué es lo que les puede pasar si lo hacen.

Llena tu casa de barreras de rayos infrarrojos. El problema aquí es que, al no creer en ellos, los rayos infrarrojos no detectarán su presencia y los Reyes Magos podrán pasar a dejarte los regalos. Si creyeras en ellos, al materializarse, sí serían detectados por tu alarma.

Disfrázate de Reyes Magos para que piensen que ya están dentro. Para los Reyes Magos originales será todo un shock comprobar que realmente existen y que no son ellos. De esta forma, no solo evitarás que se metan en tu casa, también conseguirás crearles una crisis de identidad enorme.