- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Autoexploración testicular acaba en paja

EL BULTO QUE ENCONTRÓ SE LE IBA HACIENDO CADA VEZ MÁS GRANDE

-

La prevención para detectar a tiempo protuberancias o masas en el saco escrotal, que pueden ser un indicio de un cáncer testicular, es una práctica que recomiendan todos los médicos. Este sencillo procedimiento, que se realiza en uno o dos minutos, esta tarde se le ha alargado más de lo esperado a Alfonso Campillo, de 58 años. Según testigos oculares, el hombre empezó autoexplorándose los testículos y acabó haciéndose una paja.

“Cuando lo oímos gemir pensábamos que se había encontrado algo malo y que se estaba lamentando, pero luego ya lo vimos con los ojos cerrados y dándole al manubrio como si no hubiera mañana”, relatan las fuentes. La prensa ha podido saber que Alfonso realizó la autoexploración testicular durante al menos cinco minutos, lo que habría desencadenado los acontecimientos. “No es recomendable palparse durante más de dos minutos”, alertan los médicos.

Alfonso, que en estos momentos se encuentra muy relajado, se ha defendido asegurando que el bulto que se encontró se iba haciendo cada vez más grande durante la autoexploración y que no podía dejarlo así. “Cáncer no sé si tenía, pero vamos, se me marcaban las venas que no era normal”, ha declarado a los reporteros desplazados a su domicilio. “En un rato me volveré a autoexplorar porque con estas cosas hay que prevenir”, ha dicho.

Según todos los expertos consultados, realizarse autoexploraciones testiculares rodeado de velas, con una fresa en la boca y escuchando a Sam Cooke como hizo Alfonso podría no ser lo más recomendable para evitar distracciones.