Viendo que no había perchero en el que dejar sus cosas, una señora ha aprovechado el pene que salía de un Glory Hole para colgar su chaqueta y el bolso. La mayoría de los servicios públicos no disponen de perchero pero, por suerte, cada día hay más que tienen un agujero por donde asoma un pene, que evita tener que dejar las pertenencias en el suelo.

“Me senté resignada a hacer mis necesidades una vez más cargando con mis cosas, así que cuando vi que aparecía un pene a través de la pared sentí un enorme alivio”, reconoce la señora. “La erección era perfecta para colgar la chaqueta y el bolso, a una distancia perfecta de mi mano por si quería coger pañuelos de un bolsillo”, continúa.

Aunque la mujer pudo hacer sus necesidades con mucha comodidad gracias al anónimo pene, por momentos llegó a sufrir por sus pertenencias. “Niño, no te muevas que está recién planchado el abrigo”, llegó a advertir al ver que la percha perdía consistencia. “Mi bolso pesa dos kilos, así que estoy muy agradecida por el esfuerzo que está realizando este anónimo voluntario en la cabina de al lado”, reconocía.

Fuentes cercanas al baño público en el que se están desarrollando los hechos acaban de informar a la prensa de que el bolso y la chaqueta se han caído al suelo mientras la señora se limpiaba. El joven ya ha anunciado que tomará Viagra para que no vuelva a pasar.