- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Un niño que quiere estar siempre rodeado de animales sueña con trabajar en el matadero algún día

"LE GUSTAN MUCHO LOS ANIMALES Y EL EMBUTIDO", DICEN SUS PADRES

-

Antonio Garcés, un niño de seis años que quiere estar siempre rodeado de animales, ha reconocido esta semana que su sueño es trabajar en el matadero algún día. “Siempre que entramos en la carnicería le aparece un brillo especial en los ojos”, asegura su madre. “Sin duda tiene una conexión especial con los animales, especialmente con los de carne roja”, explica.

“Se puede pasar horas jugando con el gato en el sofá o acariciando a la pata de jamón en la encimera”, relata su padre. “En las últimas Navidades nos pidió un cachorrito de Golden Retriever disecado”, añade. “Ahora lo tiene en la habitación junto a los cráneos de Pastor Alemán y Bulldog Francés”, dice mostrándolos orgulloso.

El sueño de trabajar en un matadero cuando sea mayor no ha cogido por sorpresa a sus progenitores. “Es que le gustan mucho los animales y el embutido”, aseguran. “Se le daría muy bien trabajar rodeado de animales procesando y envasando su carne”, insisten. “Cuando le compramos la Granja de Playmobil, enseguida se le quedó pequeña y tuvimos que regalarle el Matadero Avícola de Campofrío”, recuerdan con nostalgia.

Consciente de que conseguir un puesto en la cadena de trituración de un matadero no es algo fácil, el niño también se ha mostrado ilusionado con la posibilidad de trabajar algún día en un centro veterinario. “Me encantaría poner inyecciones letales a perritos enfermos”, ha confesado.