Comer jamón se ha convertido en algo muy popular entre los españoles, pero desgraciadamente no todo el mundo sabe enfrentarse a una pata de jamón y salir airoso. Así es como se corta el jamón, en 15 sencillísimos pasos:

PASO 1
Quítale los zapatos al jamón. Y los calcetines, si llevara.


PASO 2
Descálzate tú también. Es cuestión de respeto al jamón.


PASO 3
No uses cualquier cuchillo, sino que debes usar uno que haya estado clavado en la piedra del destino y tú hayas podido arrancar con tus manos.


PASO 4
Con el cuchillo en alto di “soy el heredero de Isildur, el que cortará el jamón, arrodillaos ante mí”.


PASO 5
Mientras cortas el jamón, da patadas a cualquiera que se acerque al plato tratando de robarte alguna loncha.


PASO 6
Rápido, intenta comer todo el jamón que puedas cuando nadie mire.


PASO 7
Corta el jamón lo más fino que puedas haciendo movimientos sencillos arriba, abajo, derecha, arriba, arriba, salto, pasito para adelante, barriguita, barriguita, giro, giro, manitas de jazz, tajo final, visita a Urgencias, paso, paso, pinza, coreografía y… al plato.


PASO 8
No insultes a tu cuñado, dialoga con él y explícale por qué crees que pese a sus críticas sí que estás cortando bien el jamón y recuérdale que, si él cree que puede cortar el jamón mejor, lo puede intentar él mismo en su puta casa, pero que tú estás en la tuya y no solo eso, sino que tienes un cuchillo muy largo en las manos.


PASO 9
¿Qué es eso que se ve? ¡El hueso del jamón! Dios mío, se ve el hueso… ¡Da mucha impresión! Esa insoportable sensación de que ya queda poco jamón, que se va a terminar. Intenta no desmayarte y sigue cortando sin mirar.


PASO 10
Aún queda un poco de jamón ahí. Ahí, ahí, ¿lo ves? En esa esquina. Usa un cuchillo más pequeño para llegar a todos los rincones.


PASO 11
Vamos, vamos, tengo hambre, corta más jamón.


PASO 12
¡Ostras, el pan! ¿Alguien ha traído pan? Ostras, no hay pan. Pues nos lo comemos sin pan, no pasa nada. Vamos, vamos, que hay hambre.


PASO 13
Tu familia no va a esperar mucho más. ¡Rápido, corta más jamón! Tírales un hueso para tranquilizar su hambre.


PASO 14
Recuerda que, una vez termines de cortar jamón, todas esas deliciosas lonchas que están en el plato deberán ser compartidas… ¿Y si huyes con el jamón?


PASO 15
Sal del país. Adopta una nueva identidad bajo el nombre de Leslie Incógnitez. Disfruta del jamón solo tú y olvida para siempre a tu familia. Ellos te buscarán durante años, pero no lo hacen por ti, lo hacen por el jamón.


NOTA ADICIONAL
Recuerda que en la cara B del jamón están los trozos menos comerciales, pero más sabrosos al paladar de los expertos. La cara B es la que está al otro lado de la que estás cortando en este momento, así que hay gente que pasa directamente esa parte. Por supuesto, eso convierte a la cara B en cara A inmediatamente.