Tras las críticas recibidas por plantear la vía eslovena como siguiente paso hacia la independencia de Cataluña, Quim Torra ha querido ir un poco más allá y ha propuesto la vía Tarantino. “Tranquilícense, caballeros. No empecemos a chuparnos las pollas todavía”, ha dicho Torra al ver que la euforia se desataba entre los miembros de su partido.

El president de la Generalitat no ha querido especificar a qué se refiere exactamente con esta nueva vía. “Tarantino es un jodido director de éxito, y el jodido independentismo persigue lo mismo, nena: el maldito éxito”, se ha limitado a decir. Su entorno confirma que el president lleva días revisando toda la filmografía de Quentin Tarantino y tomando notas. “Lleva horas encerrado en el Mcdonald’s hablando de cómo le llaman al cuarto de libra en Girona”, apuntan preocupados.

Desde esta mañana, el president de la Generalitat se hace llamar Señor Amarillo y solo se refiere a sus consejeros con nombres de colores. “Es mejor que mantengamos nuestra identidad oculta para el golpe que vamos a dar”, ha ordenado. “Yo no quiero acabar en la jodida cárcel por culpa de esta mierda”, ha insistido.

Nada más conocer el anuncio de Quim Torra, Pedro Sánchez ya ha avisado de que, si los independentistas catalanes se mantienen en la vía Tarantino, el Gobierno se situará en la vía Coppola, más concretamente en la vía Apocalipsis Now.