La Navidad ya está a la vuelta de la esquina y ha llegado el momento de comenzar a trabajar en su organización. Todos los participantes tienen puestas muchas expectativas en ella, así que es importante estar atento a todos los detalles. Por eso a continuación nuestros expertos de Idealista te explican qué dispositivos de seguridad debes activar para la cumbre de Nochebuena que se celebrará en tu casa.

Instala un arco de seguridad en la puerta. No dejes que tus invitados entren con líquidos, zapatos o armas en el interior de tu domicilio. Cachéalos antes de que se sienten en su silla asignada. Si es necesario, apúntales con un arma por debajo de la mesa durante toda la cena.

Cámaras de videovigilancia en todas las estancias de la casa. La seguridad en Nochebuena es un asunto delicado porque hay que permitir un allanamiento de morada pero no se puede dejar que entre cualquiera. Lo mejor es instalar una red de cámaras, entregar una tableta a cada uno de los invitados y que todos vigilen durante la cena que nadie que no sea Papá Noel se mete en la vivienda.

Tres anillos de seguridad; uno en el salón, otro en la mesa y el tercero alrededor de Rubén. Si los miembros de tu familia son conscientes desde el principio de lo vigilados que están, no se atreverán a romper las normas básicas de convivencia y la cena podrá transcurrir con normalidad. Es importante que los agentes encargados de vigilar a Rubén eviten el contacto visual.

22.000 efectivos que se encarguen de evitar los silencios incómodos. Un minuto sin que nadie hable en la mesa puede tener consecuencias peligrosas como que, por ejemplo, algún miembro de la familia se vea forzado a sacar el tema de la independencia de Cataluña, provocando importantes disturbios.

Regala drones a todos tus invitados para que jueguen con ellos sin saber que están siendo apuntados por un arma. Todos pensarán que eres el mejor haciendo regalos, ignorando que cualquier movimiento sospechoso será registrado y analizado por los drones, que no dudarán en abrir fuego contra tus invitados si los consideran una amenaza.

Sofá con cojín y manta. A las 23:57, como cada año, llegará el momento crítico en el que a la abuela le entrará el sueño. Esa será la hora exacta para iniciar el procedimiento de traslado de la mesa al sofá, donde, tapada con una manta y apoyada sobre un cojín, ella podrá empezar a dormir mientras los demás van abriendo los regalos.

Emplea gases lacrimógenos para dispersar la cumbre y que todos se marchen de tu casa. Con el transcurso de las horas, y por culpa del alcohol y los juegos de mesa, los invitados pueden acomodarse en tu casa y no mostrar intención de marcharse. Lo mejor es emplear gases lacrimógenos contra ellos para ahuyentarlos. Como en las fotos de Instagram saldrán llorando, parecerá que se trató de una Nochebuena de lo más emotiva en lugar de violenta.