“Ha ido bien, ha ido bien… ¿Qué significa ‘sòmines’?”, comentaba esta tarde el presidente Pedro Sánchez a la salida de su encuentro con el mandatario catalán Quim Torra en el Palau de Pedralbes. Sánchez se ha mostrado confiado en que “hemos llegado a un acuerdo”, aunque ha reconocido que los detalles del mismo “no los tengo claros porque el señor Torra me ha hablado todo el rato en catalán”.

Ante la incredulidad de los medios de comunicación allí congregados, Sánchez ha recordado que “el catalán es un idioma oficial”, motivo por el cual ha respetado que Torra lo empleara en todo momento aunque, eso sí, “a mí me ha resultado un poco más difícil seguir sus razonamientos, que por el tono parecían estar en sintonía con lo que yo iba proponiendo”.

El presidente del Gobierno ha pedido “esperar a que el señor Torra comparezca para comentar la reunión” para que “alguien pueda traducirlo al castellano” y así confirmar sus impresiones, por lo general “positivas”.

“Si ‘tòtil’ significa algo bueno, sin duda nuestro acercamiento supone un antes y un después en las relaciones entre la Generalitat y el Gobierno central y el inicio del entendimiento que toda la ciudadanía estaba reclamando”, ha sentenciado el presidente.