Memorizando frases y probando el texto delante del espejo, miles de adolescentes de todo el país están ya preparando una batería de respuestas para la puta preguntita de esta Nochebuena sobre si tienen ya novio o novia, según han informado diversos medios de comunicación.

“Yo me he casado con el Rubén, un chaval de mi clase, ni somos novios ni nada pero así mi tía Pili se callará la puta boca”, explica Sara, de 16 años, que no descarta enseñar las grabaciones que hagan falta de ella y su novio, ambos menores, manteniendo relaciones sexuales de todo tipo.

“Yo he preparado un Power Point con las relaciones que he tenido este año y los puntos negativos que he encontrado en todas ellas”, explica también Daniel Mariñas, de 17 años, que confía en que sus explicaciones sean suficientes

Algunos adolescentes planean decir que no creen en el amor porque en Internet hay cantidades infinitas de vídeos porno que se dispondrán a enseñar a su familia.

Los adolescentes más empollones han escrito varias páginas sobre la imposición patriarcal de las relaciones afectivas no fluidas y esperan que, tras la chapa, no vuelvan a ser preguntados al menos hasta 2025.