Llevándola a la “sala de puesta” que hay en el Palacio de la Zarzuela, Felipe de Borbón ha enseñado a su hija Leonor, heredera de la Corona, los huevos de españoles que ha puesto en los últimos días, según ha informado la Casa Real esta mañana. “Algún día, cuando tú seas reina, te tocará poner todos estos huevos a ti”, ha dicho el monarca, prometiéndole a su hija que será capaz de ponerlos “cuando llegue el momento”.

“Todo esto a papá le sale por una glándula que tiene en el ano y es lo que hace durante todo el día. Cuando tú pongas tu primer huevo, yo tendré que abdicar”, ha explicado el rey, según las fuentes oficiales. Leonor se ha mostrado nerviosa y emocionada pero también muy interesada, demostrando responsabilidad y madurez.

“No hace falta incubarlos, salen calientes del cuerpo de papá y mantienen el calor hasta que eclosionan las larvas”, ha explicado Felipe VI, quien también le ha dicho a la heredera que, aunque poner huevos de españoles es muy cansado, representa “el más alto honor” y que “todo compensa cuando los ves crecer”.

“¿Ves esta montaña de aquí? Estos los haremos catalanes… Hay que ir repartiendo aunque no guste”, le ha explicado.

Ante la pregunta de Leonor sobre cómo son los huevos de los siguientes reyes, el monarca le ha aclarado que los borbones nacen de otra manera y que ella salió de su espalda.